¿El Agave contra el cáncer y la diabetes?

Agave
Los fructanos favorecen la producción de la hormona conocida como GLP1, responsable de la producción de insulina.

Científicos mexicanos descubrieron que los fructanos del agave, carbohidratos que se utilizan para hacer el tequila, actúan en ratas contra varias enfermedades como la diabetes, el cáncer de colon, la osteoporosis y la obesidad, informó el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

"Aunque en el mercado ya existen suplementos alimenticios en polvo que contienen fructanos de agave (moléculas de azúcar no digeribles), bajo el nombre de inulina (distinto a la insulina), aún son poco conocidas y estudiadas todas sus bondades", destacó en un comunicado ese centro académico, uno de los más prestigiosos de México.

La investigadora Mercedes Guadalupe López, del Departamento de Biotecnología y Bioquímica del Cinvestav, en la ciudad de Irapuato, Guanajuato, destacó que a través de la ingesta de los fructanos de agave se pueden controlar los niveles de glucosa en la sangre.

"Además, favorecen la producción de la hormona conocida como GLP1, responsable de la producción de insulina, por lo tanto puede ayudar a regular la enfermedad (diabetes)", sostuvo.

Por el momento la investigación del Cinvestav sólo se ha llevado a cabo en ratas de laboratorio, pero ha arrojado resultados "muy positivos", detalló.

Según López, consumir esas moléculas de azúcar del agave tiene un impacto benéfico también en el cáncer de colon, principalmente porque durante su fermentación generan ácido butírico en el intestino grueso, el cual mantiene los colonocitos (células del colon) protegidos de la adhesión de bacterias patógenas, lo que disminuye o evita el desarrollo de este tipo de cáncer.

La investigadora señaló además que consumir de 10 a 15 gramos por día de fructanos de agave, disueltos en un vaso de agua, ayuda a aumentar los niveles reguladores del apetito, generando una sensación de saciedad, y por lo tanto, al consumir menos alimento, se puede perder peso o controlar el mismo.

En cuanto a la osteoporosis, la científica indicó que los fructanos, al ser carbohidratos no digeribles, llegan directo al intestino grueso y ahí se convierten en ácidos, que disminuyen el PH, lo que favorece la absorción de minerales como el calcio y el magnesio para fijarlos en los huesos.

Además de encontrarlos en suplementos alimenticios, los fructanos también están presentes en algunos cereales, miel y leche en polvo, y pueden ser consumidos por todo tipo de personas, ya que no tienen ninguna contraindicación, de acuerdo con la experta.

Las investigaciones de López reciben el apoyo de la Secretaría de Salud (SS) de México.

Otros estudios y avances

Otra investigación mexicana reveló que el agave puede ser utilizado para transportar fármacos a través del aparato digestivo.

Investigadores mexicanos indagan una sustancia del agave para transportar fármacos a través del aparato digestivo hasta el colon, que brindaría mejores tratamientos contra enfermedades en esa parte del intestino.

El doctor de la Universidad de Guadalajara que encabeza este proyecto, Guillermo Toriz González, dijo que "la investigación está avanzada y se espera iniciar experimentos en personas que padecen cáncer de colon y colitis ulcerosa, entre otras enfermedades". Toriz indicó que la investigación comenzó hace un año, cuando se extrajeron del agave azul, que se utiliza para la elaboración del tequila, unos carbohidratos llamados fructanas, que son capaces de resistir los ácidos estomacales.

El experto precisó que el 80 % de la piña (tronco) del agave azul está compuesto por estos carbohidratos y pueden resistir un ambiente tan destructivo como son los ácidos estomacales.

Detalló que eso les dio la idea de aislarlos para desarrollar unas microesferas o cápsulas, las cuales fueron rellenadas con un fármaco llamado "ibuprofeno", que se aplica para esos padecimientos, y someterlas a un ambiente simulado idéntico al del estómago, del que salieron sin daño.

Agregó que las fructanas del agave azul tienen ventajas para controlar el colesterol rol, restaurar la flora intestinal, estimular la absorción de calcio e inhibir el cáncer de colon. Toriz precisó que actualmente están tratando diferentes fórmulas para lograr que el fármaco llegue intacto hasta el colon. El investigador comentó que presentó los avances de este estudio en la Sociedad de Química Estadounidense, en Chicago, enviado por la Universidad de Guadalajara.

Por otro lado, el experto aclaró que ingerir tequila no deja los beneficios que traen las fructanas, como le preguntaron los asistentes a esa reunión. "Desafortunadamente no tiene nada que ver con el tequila, esta bebida no combate el cáncer", comenta. El investigador precisa que las fructanas no van a ser una competencia para el tequila, pero "lo que sí es posible es producir las primeras como un complemente alimenticio".

Volver arriba Volver al Inicio